¡Hay tantas maneras de hacer publicidad! Los anuncios de televisión captan nuestra atención con su música, luces y sonidos. Las cuñas de radio reciben nuestra atención porque una vez que un anuncio empieza, ya no estamos escuchando la música que deseábamos escuchar. Los anuncios de las revistas nos atrapan por sus hermosas modelos y la elegancia de las imágenes que presentan. La publicidad en periódicos sigue siendo popular, a pesar de que cada vez más personas están utilizando la web para leer las noticias. Luego, por supuesto, hay publicidad web. Como propietario de una pequeña empresa hoy en día, se puede casi anunciar lo que te apetezca. Por desgracia, esos modos de promoción suelen ser caros. Si eres dueño de una pequeña empresa y deseas promocionarla, puede no resultar posible promocionar tu negocio mediante estas medios publicitarios. O simplemente no puede ver el sentido en el gasto de cantidades ridículas de dinero para la publicidad cuando podrías estar usando ese dinero para mejorar el negocio de otras maneras. De cualquier manera que se mire, la publicidad es cara y cada medio tiene sus defectos. Sin embargo, hay otra forma de publicidad hoy que carece de defectos. Esa sería la publicidad a través de pegatinas o chapas.

Piensa en ello. ¿A quién no le gustan? ¿Quién no tomaría una pegatina si se la ofrecen? Simplemente no te puedes equivocar con una chapa o una pegatina, sin importar cuál es su propósito. Entonces, ¿por qué no usarlas para hacer publicidad?

Pensemos por ejemplo en las pegatinas para coches. Conduces tu vehículo por todas partes, y te encuentras atrapado en el tráfico muy a menudo. ¿Qué pasa si la persona del coche de atrás está en busca de un lugar para comprar algo a un gran precio? Es más que probable que la pegatina influya en su decisión. Naturalmente, este tipo de artículo debe incluir el nombre de tu empresa, número de teléfono, dirección y URL. Con toda esa información fácilmente disponible, la persona que ve la pegatina será capaz de encontrar tu negocio.

Está claro por tanto que hoy día merece la pena detenerse en considerar otras opciones alternativas a los tradicionales anuncios y plantearse la chapa metálica o pegatina como formas nuevas y divertidas de promocionar cualquier negocio.